domingo, julio 24, 2005

Gracias a todos los que habéis a aportado ya vuestro granito de arena a esta historia tan singular que se está gestando. Me lo estoy pasando francamente bien observando como cambia sin cesar la historia de un lado para otro, mientras una frágil línea argumental hace avanzar todo. En principio esta historia la dejaré avanzar hasta la próxima semana en la que comienza un nuevo mes.
Instantáneas (parte 2)

-“¡Aaahhhhhh!” Gritaba mientras caía en picado hacia mi final inevitable. Al igual que en la Lanzadera del Parque de Atracciones, al llegar al tope de mi altura hubo un pequeña sensación de tranquilidad, claro que sabiendo que al segundo mi descenso me llevaría a conocer a mi temida amiga muerte.... Instintivamente cerré los ojos, para no ver mi final, el viento silbaba con fuerza y creo que en el camino debí matar algún pájaro despistado que no debió ver que llevaba las luces de emergencia puestas. Mientras continuaba gritando, pues me daba miedo dejar de oírme.
De repente me lleve una bofetada y no era precisamente del viento. Abrí poco a poco los ojos con incertidumbre.

-“¡Bueno, capullo! ¿ qué tal el vieje?”, me encontraba de nuevo en el despacho con el jefe frente a mi.

-“¡Dios!, ¿qué ha sido eso?

-¡Je! ¿habrás comprobado que mi poder es mucho mayor que el de un simple mafioso?. Domino la horizontalidad y la verticalidad como dirían en el serial ese de ciencia ficción de la televisión. Digamos que el chocolate que fabricamos no es precisamente de este mundo y nos da algunas ventajas para jugar con las diferentes dimensiones”

-“¿Perdón?” ¿Cómo es posible que siga vivo y de qué narices está hablando?.

-“No pienso explicarle más a un simple fotógrafo, sólo debes saber que tengo poder y que te puedo hacer sufrir mucho antes de que mueras, así que coge este maletín y lee atentamente los docuementos que hay dentro. Vas a ser nuestro nuevo sicario y no quiero oír ni una palabra más. Un coche te está esperando fuera para llevarte al espectáculo de Norma Duval para que realices tu nuevo trabajo. Por cierto espero que sepas disparar tan bien un arma como lo hacías con tu cámara, jajajaja” De golpe se soltaron las ataduras que me aprisionaban a esa extraña silla y gracias a los empujones de uno de sus guardaespaldas salí a la calle mientras oía su risa maquiavélica.

16 Comments:

Blogger Patch said...

El viaje de camino a mi nuevo trabajo fue el momento en el que pude pensar acerca de todo lo que había visto.
Chocolate... ¿de qué me suena eso? ¡Claro! Melendi y su anuncio "este es el chocolate que más me pone". Llamé al representante de Melendi, al que había fotografiado en varias ocasiones, cuando comenzó a sonarle el móvil al chófer.
Un momento, si el chófer es el representante de Melendi... ¡¡entonces mi jefe es Melendi!!

8:01 p. m.  
Anonymous pennywise said...

-Melendi es tan solo nuestro títere dijo el chofer delante de mí.
-Oiga ¿ha leído mi mente? pregunté. A estas alturas ya nada me sorprendía.
-Puede ser. Espero que disfrute del viaje. En el asiento de al lado tiene un maletín. Allí tiene su arma. Espero que llegado no se raje.
-Estoy soñando, es eso estoy soñando y ya está
El chofer se giró y Pedro pudo ver la cara odiosa de Octavio Púlpez.
-¿sorprendido? no te preocupes. Todo está controlado.
-Debí haberme tirado por la ventana del Grand Hotel tal y como había planeado.
-Tranquilo, en medio hora todo habrá acabado contestó Púlpez. Se giró otra vez y condujo más rapido.

8:39 p. m.  
Anonymous Greyshock said...

Fuera un sueño o no, mi curiosidad de reportero me arrastró a examinar el contenido del maletín.

-¿Una pelota de béisbol?

Púlpez sonrió.

-Sí, chaval. Una pelota de béisbol y un guante.

Lo asimilé ya desinteresadamente.

-¿Tengo que asesinar a alguien con una pelota de béisbol?

Pulpez detuvo el automóvil.

-Fin del trayecto.

Cerré el maletín y abrí la puerta del coche. al colocar los pies en el suelo y levantarme, contemplé el lugar en el que me había metido. Un gran rótulo presidía la entrada al recinto, custodiada por dos matones con gafas y pinganillo.

-¿"Noche de Fiesta"?

-Chaval, te dejas la peluca.

Contemplé mi vestimenta: un precioso vestido a la altura de los muslos de color rosa brillante. Al parecer durante mi viaje alucinógeno se habían entretenido en depilar mi cuerpo...
Frustrado agarré la peluca que Pulpez me ofrecía.

-Tengo unas terribles ganas de hacer de vientre así que le aconsejo que se esfume.

Tras soltar mi sentencia, me coloqué la peluca azul brillante y empecé a caminar, sobre los zapatos de tacón, hacia la entrada.

9:59 p. m.  
Blogger |ngenius said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

1:15 a. m.  
Blogger |ngenius said...

Uno no es consciente de la elasticidad del pensamiento. A menudo pasas horas formando vagamente un pensamiento, y en otras ocasiones un torrente de ideas te asalta, te quita la cartera y se da a la fuga sin apenas darte tiempo a exhalar.

El trayecto del taxi hasta la puerta trasera de "Noche De Fiesta" fue uno de esos asaltos. Siempre había sido un franco admirador de José Luis Moreno y de los calzoncillos ajustados, uno tiene que mantener bien sujetas aquellas partes de la anatomía más propensas a gravitar descuidadamente.

¿Tendría que darle matarile a su ídolo? ¿Sería José Luis un hombre o era Macario quién controlaba aquella dicotomía humano-muñeco que embelesaba su infancia? ¿Es |ngenius el hombre más atractivo del universo conocido o existiría un ser con más magnetismo que él? ¿La modestia es bonita? Los pensamientos se reunían en algún compartimento de su cabeza, habían montado un guateque y algunas incluso empezaban a subir a las habitaciones para procrear alegremente. Y es peligroso ser fecundo en ideas, siempre se tienen más probabilidades de éxito cuando tus ideas se dan a la vida monástica.

Y allí estaba José Luis, con esa sonrisa preternatural tan suya...

1:17 a. m.  
Blogger M.U.C. said...

-¡Hola, hola, hola! Aquí tenemos a la única, a la inconmensurable, a la estrella más brillante del firmamento! Directamente desde Las Vegas de Río Seco... Esto, ¿cómo decías que te llamabas?
Tenía que pensar algo, rápido.
-Cleopatra Smith -dije.
-¡CLEOPATRA SSSSSMITH! -repitió el Moreno.
Y, sin previo aviso, me empujó al escenario.
La gente aplaudía. Oh, cielos, iba a tener que cantar...
Y en ese momento no recordaba ni la letra de nuesto himno nacional.
Intenté quitarme los nervios imaginándome al público desnudo. Lo único que conseguí fue ponerme como una moto, sobre todo pensando en aquella rubia pechugona de la segunda fila.
Carraspeé y comencé a cantar lo primero que me pasó por la cabeza, una antigua y tradicional canción que me había enseñado mi ex preferida.
-La manta al coll y el cabasseeeet, mon anirem al Postigueeeet.
No tengo ni idea de lo que significa, y creo que el público tampoco, porque estaban silenciosos, con la boca abierta.
Y la mano de la rubia pechugona hurgaba desesperadamente en su bolso, no sé si buscando un tomate que arrojarme, un pañuelo con el que secarse las lágrimas de emoción o un arma para dispararme.

11:03 a. m.  
Anonymous pennywise said...

La rubia sacó una pelota anti-stress y empezó a hacerme señales.
¿Se me estaría insinuando?
Parecía que quería decirme algo, intenté leer los labios, aunque la verdad la lectura nunca fue lo mío.
Usa la pelota de beisbol idiota.
¿como que idiota? ¿que se creía?
Ah, coño, la pelota de beisbol! Me la había dejado ¿donde me la había dejado? ¿ y que tenía que hacer con ella? ¿No me la habría dejado en el lavabo?

De repente, un hombrecillo bajito, enfundado en un mono azul, entró corriendo y parando el espectaculo.
-Deprisa salgan corriendo,¡los lavabos acaban de explotar!
Pude ver la cara de decepción de la rubia antes de levantarse discretamente, antes de que una horda de coristas histéricas me aplastaran mientras huían despavoridas.

1:36 p. m.  
Blogger Extraño said...

Corría veloz como el viento mientras decenas de metrosexuales en calzoncillos rozaban mi cuerpo al huir despavoridos, que dificil resulta correr con tacones...

¿Porque pensaré tanto?, ¿no podía haberme limitado a correr?, justo en ese momento el tacon derecho se rompio y cai de bruces hacia el suelo, una mano blanca y suave me asió firmemente evitando la fatal caida... mierda

-¿A donde ibas preciosa?-, !era mickey mouse! no podia creerlo, los guantes blancos lo delataban... y bueno, el hecho de ser un raton de metro cincuenta descartaba terceras opciones..

-Ahora si la has hecho buena cabrón,¿no sabes que poseo el 80% de las acciones de Chocolate's Mindtrip?-

Ya se como vas a recompensarme por esto...

12:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Había tal avalancha de gente intentando salir de la sala, que nadie reparó en mi desaparición.
El “Ratonsito” (apodo que le pusieron a Mickey Mouse cuando trabajó para el Cártel de Medellín), me cogió fuerte del brazo y me llevó hacia la parte trasera del escenario.

Entramos por el pasillo de los camerinos. Me apretaba tanto el brazo que creía que me iban a explotar los dedos de la mano.

Llegamos a lo que debía ser la puerta de su despacho. Mickey abrió la puerta, miró ágilmente a ambos lados para asegurarse que no nos habían seguido y entramos.
El olor a humedad, tabaco y alcohol inundó mis fosas nasales. Aquel despacho era la definición exacta de “antro de mala muerte”

-“Joder hermano... ¿Pero sabes donde me estás metiendo?”-, me dijo Mickey Mouse mientras intentaba coger un cigarrillo. “Con la que has liado, la pasma no va a tardar en llegar aquí. Joder, hermano... me has complicado demasiado, tío.. Me van a descubrir ”.

Le temblaba tanto el pulso que rompió 3 cerillas hasta que pudo encender ansiosamente el pitillo. Se rascaba enérgicamente la barba de 3 días.

Yo miraba atónito las fotos que colgaban de la pared: Mickey recogiendo un Oscar, en la entrega de los MTV Awards, entre Michael Douglas y Bill Murray.... Hacía mucho tiempo de esas fotos. Ya no era la época dorada de Mickey Mouse.

“Me van a descubrir, joder” repetía, sin yo entender a que se refería.

-“Tengo sed,” fue lo único que pude balbucear
-“Sírvete tú mismo” me contestó sin mirar. –“En la nevera hay cerveza y queso Gruyere.... Por el colesterol, ya sabes”....

Que coño iba a saber... Para encontrar lógica estaba yo: me encontraba en un antro propiedad de Mickey Mouse , vestido como Norma Duval y entendiendo en ese preciso momento que a quien debía cargarme por orden de la mafia chocolatera era al decrépito de Mickey, alias El Ratoncito.

Flipando sobre la situación en la que me encontraba, fui hacia la nevera y decidí ponerme un whisky on the rocks... Abrí el baúl-congelador para poneme unos cubitos de hielo.... y entonces comprendí el nerviosismo de Mickey: allí dentro se encontraba Walt Disney , congelado como una merluza.

Escuché un click metálico a mis espaldas y al girarme , noté en mi sien el frío acero

1:36 p. m.  
Anonymous Peasho said...

(Uppss...Anonimous soy yo...)

1:40 p. m.  
Blogger Extraño said...

Clic, clic, clic!!,
-miegda! ogta veg enkagquijada!-
Las palabras mágicas hicieron que en mi cabeza surgiera la idea de "atizale en la cabeza con el tacon que te queda". Me gire y sacandome el zapato del pie isquierdo le aseste un taconazo en la sien, incrustando varios centimetros en su craneo... Dantesco, acabo de matar al pato Donald...
-Oh mierda mierda... !ahora si que estoy perdido!... tengo una idea, meteme en el arcon frigorifico junto a wally (el creador de disney y no la orca, que en ese momento estaba disfrutando de un chocotrip, y sacanos por la puerta de atras.. da a un callejón donde deberia estar esperandote un vehiculo para huir a toda prisa, aunque despues de la explosión en los servicios, no me fio de la fidelidad de nadie...

Dicho y hecho, meti al raton en el arcon, y empeze a arrastrarlo hacia la puerta trasera...

5:49 p. m.  
Blogger M.U.C. said...

Y entonces tuve una sensación que hacía años que por suerte no tenía, pero no había olvidado. Imposible olvidar ese latigazo en la espalda, ese espasmo de dolor que te deja jadeando y con los ojos llenos de lágrimas.
Mi lumbalgia había regresado. Y me había dejado sin poder enderezarme, con las manos apoyadas en el arcón y a medio camino de la puerta.
En esas circunstancias, solo se puede decir una cosa:
-Merde.
Y es que uno, aunque paparazzi, también tiene su puntito de cultura, producto de haber perseguido muchas veces a los Grimaldi, todo hay que decirlo.
Me estaba preguntando cómo me las arreglaría para salir de allí, y si habría alguna farmacia de guardia donde comprarme analgésicos cuando se abrió la puerta y apareció Norma en persona.

11:21 a. m.  
Blogger Peasho said...

Estaba con el vestido de cabaretera, la peluca al revés cual rapero lleva su gorra, el rimel corrido, con un zapato de menos, agachado con las manos en los riñones haciendo un perfecto angulo de 90º. Giré la vista hacia Norma Duval y de pronto escuché un "ñiiiiiiiiicc".

Miré hacia el arcón-congelador y ví que la puerta del mismo se estaba abriendo.

"Joooooooooooder", pensé......

7:18 p. m.  
Anonymous GreyShock said...

De pronto Walt Disney surgió de entre los hielos con una ametralladora y destrozó a Norma en cientos de pedacitos.

-Sayonara Baby.

Walt Disney, aún humeante por la escarcha giro su cuello hacia mí haciendo crugir el hielo que lo cubría.

-He venido del pasado para protegerte.

12:02 a. m.  
Anonymous sendina said...

Aún muy desconcertado y sin saber qué estaba haciendo en aquella situación, decidí aceptar la oferta, bueno, al fin y al cabo dice que quiere protegerme, no? así que me uní a mi amigo recién descongelado.
Decidí que era el momento de irse de allí y comencé a caminar, sin saber a donde esperando que mi nuevo amigo tuviera alguna idea...y sí, la tenía, cuando tan solo había dado tres pasos Walt me recordó que el ratón gigante que había en el congelador era su hijo, y no pensaba abandonarle allí, así que me ordénó que empujara de nuevo el congelador,tenemos que buscar un enchufe y rápido, si se rompe la cadena del frío tan rápido se descongelará y morirá, eso fué lo único que me dijo mientras me enseñaba su arma.
No tenía elección. Empujé el congelador durante casi un kilómetro, mi lumbalgia me estaba matando, y Walt me vigilaba desde cerca, entonces me desplomé por el dolor.
Cuando me desperté, tenía un sabor metálico en la boca, escuché una voz que me ordenó "deja de chupar esa maldita llave y levántate de una vez"
Esa voz me resultaba familiar.

7:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

What a great site provigil and forum Cheap calls to somalia Top quality business cards start $8.99 Pay bowflex bill online Kia afghan hounds Tawnee stone hardcore galleries Eclipse ego 05 paintball gun buy provigil in the uk Vitamines skunk meat Asthma and fever Short term health insurance policies in london how to get free accutane Free+big+cocks+movies Free+spoken+adult+stories+download http://www.teenpussy4.info/teenlesbianstriptease.html Hummer 3 seating Baldness hair loss products hair loss remedies bald

6:46 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home